Desarrollan herramienta para mejorar el manejo nutricional de arándanosGran parte de los arándanos producidos en Chile son destinados a la exportación, razón por la que agricultores y exportadores se han enfocado en encontrar nuevas formas para mejorar el manejo nutricional en la producción orgánica de esta fruta.

Gran parte de los arándanos producidos en Chile son destinados a la exportación, razón por la que agricultores y exportadores se han enfocado en encontrar nuevas formas para mejorar el manejo nutricional en la producción orgánica de esta fruta.
Foto: gentileza FIA
Foto: gentileza FIA
De este modo, Hortifrut, con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura de Chile, llevó a cabo el proyecto “Desarrollo de una herramienta en el ámbito nutricional, para la toma de decisiones en la producción orgánica de arándanos para la exportación”.
Según indicó FIA en un comunicado, el objetivo del proyecto era conocer en detalle el contenido nutricional, la eficiencia y la forma de disponibilidad del Nitrógeno, Fósforo y Potasio, de los principales fertilizantes orgánicos autorizados en Chile. Esto, además de profundizar en las principales diferencias con los fertilizantes de uso tradicional.
“La motivación del proyecto surge debido a la gran superficie con arándanos orgánicos que existe y la necesidad de innovar en las tecnologías de fertilización”, indicó Denise Donnay, ejecutora del proyecto y representante de Hortifrut.
A raíz de lo anterior, desarrollaron un software llamado MANODA (Manejo Nutricional Orgánico de Arándanos), cuyo objetivo es apoyar la toma de decisiones de los productores respecto al uso de fertilizantes orgánicos (probados en el proyecto) y de acuerdo a las condiciones de producción y ubicación de cada huerto productivo.
“Hasta septiembre de 2011, no existía información sobre la dinámica de los nutrientes de Nitrógeno, Fósforo y Potasio (N, P, K), y de los fertilizantes, por lo que existían muchos problemas secundarios, como el tapado del gotero, olores indeseables y dificultades de solubilidad para aplicaciones vía fertirriego”, añadió Donnay.
De esta manera, se incorporaron herramientas técnicas a partir del análisis de los aportes entregados por nutrientes en base a Nitrógeno, Fósforo y Potasio, aplicados a través de diferentes fuentes de fertilizantes orgánicos. Posteriormente, se comparó su comportamiento en tres zonas agroecológicas (Curepto, Los Ángeles y Villarrica), cuyos resultados fueron asociados a las extracciones de nutrientes  por estado fenológico.
En relación a lo anterior, Donnay indicó que el 100% de la información generada en el proyecto tuvo un carácter innovador y ha sido de mucha utilidad para los productores orgánicos.
“La producción orgánica de arándanos en Chile y en el mundo, presenta desafíos y problemáticas en relación al manejo nutricional, por esta razón, la iniciativa es un aporte importante, puesto que ofrece una mayor precisión y eficiencia respecto al  momento y a las cantidades en que se deben aplicar los fertilizantes orgánicos (N, P, K)”, declaró, René Martorell, supervisor de la iniciativa y ejecutivo de FIA.
Cabe señalar que, por otro lado, el desarrollo de este proyecto también se enfocó en aumentar la confianza en el sistema de producción orgánica. Esto, a través de un mayor grado de acierto, tanto en la productividad como en la calidad de la fruta.
Cabe destacar que el software estará disponible en el sitio web de Hortifrut.

Comentarios