La caída de la demanda mundial por jugo de naranja y su impacto en Brasil

Exportaciones del país representan el 80% de todo el mercado mundial
La demanda mundial por jugo de naranja ha ido disminuyendo, en especial en las principales regiones consumidoras de Europa y Norteamérica. A su vez las importaciones mundiales caerían de las 1.5 millones de toneladas de 2008/2009 a un estimado de 1.1 millones de toneladas para 2019/2020, afectando a largo plazo las perspectivas de la industria. jugo naranja
De acuerdo a un nuevo estudio de Rababonk, esta tendencia está empezando a tener un efecto en Brasil, principal productor que actualmente abastece aproximadamente las cuatro quintas partes de las exportaciones mundiales.
Según lo informado, la disminución de la demanda ha llevado a una reducción de la inversión y la consecuente salida de productores independientes del negocio, lo que lleva a que la cosecha brasileña de la fruta sea considerablemente menor, hecho que se verá reflejado en un aumento de los precios en 2014.
“El sector del jugo de naranja en Brasil es muy dependiente de las exportaciones, que representan el 80% de todo el mercado mundial. Esto hace que sea especialmente vulnerable a los cambios en la demanda en los mercados claves de Europa y Norteamérica, los cuales están observando un cambio en los consumidores hacia bebidas más baratas con bajo contenido de azúcar y acidez”, señaló Andrés Padilla, analista de Rabobank.
“Esta disminución de la demanda, combinada con los grandes cultivos de naranja de Brasil en 2011 y 2012 ha llevado a registrar grandes reservas de concentrado congelado de jugo de naranja (JNCC), haciendo que el precio bajara en 2012. Los bajos precios para los productores de naranjas, y la falta de contratos a largo plazo con los procesadores de jugos se ha traducido en que un gran número de productores independientes más pequeños han reducido su exposición o han salido del sector”.
Rabobank detalló que la superficie dedicada al cultivo de la fruta en el estado de Sao Paulo sigue disminuyendo (-9%), ya que muchos agricultores de baja eficiencia han optado por la siembra de caña de azúcar, producto que tiene el potencial de mejores rendimientos. Se prevé que la cosecha 2013/2014 sea un 20% inferior a la del año anterior.
Pero no todo son malas noticias. A pesar que se prevé una menor cosecha este año, Rabobank estima que los productores más grandes y más eficientes se verán fortalecidos cuando la demanda se recupere y cuando la disponibilidad de la fruta cause presión al alza sobre los precios una vez que las existencia mundiales vuelvan a los niveles normales.
Los productores también pueden encontrar una oportunidad en las exportaciones del producto a EE.UU., aprovechando la débil cosecha en el estado de Florida, zona afectada por malas condiciones meteorológicas que han reducido la cosecha y hacen que el estado sea incapaz de satisfacer la demanda local.
Si bien el país puede desempeñar un papel más importante como exportador a EE.UU., por ahora, otras oportunidades de exportación a países en desarrollo parecen limitadas, consignó Rabobank.

Comentarios