jueves, 13 de agosto de 2015

Columna: Visión actual y proyecciones procesados hortofrutícolas chilenos

Por Felipe Rosas, Ing. Agrónomo, UCh. Agroindustrias y Economía Agraria. Socio Rconsulting S.A. y Triplenlace
 
Así como fue creciendo la fruticultura fresca de exportación a partir de los años ’80 (3% anual actualmente), llegando hoy a más de 300.000 hectáreas y casi US$5.000 millones exportados FOB en 2014, la agroindustria de procesados derivados de la fruta no exportada en fresco, es decir, los deshidratados, jugos concentrados, congelados y conservas, fue subiendo en mayor proporción (10% anual). Hace 30 años existían pocos casos en que las frutas fueran casi exclusivamente destinadas al mercado del procesado de exportación  (ej. duraznos conserveros).
 
Hoy, además de los mismos, tenemos un sinnúmero de frutas, como ciruelas deshidratadas para exportación, almendras, nueces y avellanas, frambuesas y moras congeladas, arándanos no exportados en fresco y los jugos de berries.
 
Exportaciones agroindustriales 2013 y 2014 (USD ‘000)
Fuente: Rconsulting SA
Fuente: Rconsulting SA
Exportaciones agroindustriales 2013 y 2014 (toneladas)
Rconsulting SA
Fuente: Rconsulting SA
Respecto a cuáles son los mercados actuales de estos productos procesados se tiene:

Destino de las exportaciones de elaborados
Fuente:
Fuente: Rconsulting S.A.
 
Los mercados que crecen a mayor ritmo son China, Corea y Rusia. Además, Japón y Brasil aumentan sus tasas de crecimiento.
 
Con respecto a estadísticas mundiales, Chile es líder mundial en manzanas y ciruelas deshidratadas; segundo en pulpa de duraznos y nueces; tercero en pasas deshidratadas, duraznos y cerezas en conserva; y cuarto en exportaciones de frambuesas congeladas.
 
El mayor problema que presenta la agroindustria hortofrutícola no es el valor del dólar, la energía, materiales o mano de obra -todos ellos muy relevantes-, sino el abastecimiento de materia prima;  los volúmenes  que se generan  en la actualidad son en su principal medida exportados, ya que el mercado interno es y seguirá siendo de volúmenes muy pequeños al compararlo con el mercado mundial.
 
Si existiesen volúmenes mayores de materia prima con destino al mercado de procesados, estos serían todos exportados. La demanda mundial por alimentos es creciente, especialmente por los de mayor valor, como son los derivados de frutas y hortalizas.
 
Inicialmente pensábamos en los mercados de EE.UU., Europa y América Latina para los que no llegaban a esos mercados. Pero hoy ya tenemos claro que existen 65 millones de chinos ricos y 200 millones de ellos con ingresos suficientes para demandar nuestros productos. A esto hay que sumar 50 millones de coreanos y otras economías que llevan años de crecimiento sostenido como el mercado ruso.
 
Los 53 Tratados de Libre Comercio (TLC) o Acuerdos Comerciales que tiene Chile con el mundo facilitan enormemente el ingreso, sin embargo hay un tema interesante a considerar y es ¿porqué salvo casos contados prácticamente no existen grandes inversiones extranjeras en la agroindustria hortofrutícola chilena?
 
En próximas columnas comentaremos estos y otros temas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario