* Organismo público dio a conocer su análisis prospectivo en el Foro “Qué debe hacer el Sector Agroexportador ante el Fenómeno de El Niño, realizado en Chiclayo  

Ante la amenaza de la presencia del Fenómeno de “El Niño” (FEN) con fuerte intensidad en nuestro país, similar al periodo 1997-1998; Sierra Exportadora, según su análisis prospectivo realizado en base al estudio elaborado por Enrique Nolte Maldonado PhD, consultor en desarrollo humano, sostiene que este fenómeno meteorológico, no solo traerá consecuencias negativas, sino también tendrá sus efectos positivos en la agricultura y en la ganadería.

“Los peruanos también debemos estar preparados para los efectos positivos de ‘El Niño’, no todo es malo”, expresó Luis Alfaro Garfias, asesor de la Presidencia ejecutiva de Sierra Exportadora, durante su participación, a través de una videoconferencia, en el Foro ¿Qué debe hacer el Sector Agroexportador ante el Fenómeno de El Niño?, encuentro que se realizó en la ciudad de Chiclayo.

Alfaro Garfias informó que entre los esquemas analizados, se tiene que en la zona norte del Perú, hay almacenada una gran cantidad de guano de cabra y de burro que contienen semillas, que podrían aprovecharse para producir abundante forraje.

“Sembrando este guano –según Nolte, acotó– con la gran cantidad de lluvia y excesivo calor que se presentará en la zona norte del Perú, se podría generar una buena cantidad de forraje que serviría para alimentar principalmente al ganado vacuno y porcino”.

Otra de las oportunidades, como consecuencia de este fenómeno climático, y por ende del abundante forraje que habrá, serán los posibles trabajos temporales que se presentarían, como por ejemplo, el servicio de maquinaria de corte y empacado de pastos, pero éste debe ser de manera “oportuna y aprovechada al máximo”, a fin de que no se dejen secar los pastos como ya ha sucedido anteriormente, indicó el asesor de Sierra Exportadora.

Añadió que el forraje serviría para engorde del ganado, y por consecuencia para carne y leche. ”Esta producción lechera se puede aprovechar, siempre y cuando, las personas que apuesten por esta actividad lo ejecuten de manera organizada y muy bien planeada, ya que esta leche debería transformarse en quesos madurados”.

Además, existen otros derivados de leche, agregó, como yogurt, queso crema, mantequilla, manjar blanco, etc.

ForestalesEn la zona sierra del Perú, por la excesiva cantidad de agua, se debe sembrar grandes cantidades de forestales y por consiguiente “generaríamos bonos de carbono, que es un mecanismo internacional de descontaminación para reducir las emisiones contaminantes al medio ambiente a causa del calentamiento global o efecto invernadero”. Obviamente todo esto se debe hacer en coordinación con el Ministerio del Medio Ambiente.

La siembra del bambú es otros de los forestales a tomarse en cuenta, especialmente en los puntos críticos de los ríos, “es una muy buena alternativa”, señaló. “Entre sus 10 programas nacionales, Sierra Exportadora tiene el de los Forestales, a través del cual promueve la siembra del bambú como defensa ribereña”, precisó Alfaro Garfias.

Además, explicó, que pasado ‘El Niño’, el bambú serviría como material de construcción para viviendas.

De otro lado, se informó que según un estudio de la Universidad Nacional de Piura, sostiene que los últimos eventos del FEN han provocado la modificación del paisaje y una reforestación natural de 250 mil hectáreas de algarrobales que son fuente de actividades económicas en la zona norte del país, especialmente en Piura. Indica que cada “Niño” equivale a vaciar 800 millones de metros cúbicos en el desierto.

Cultivos esporádicos
También advirtió que en la zona norte del país podrían llevarse adelante cultivos esporádicos de corta duración como las calabazas, frijol caupí, maíz y tomate. “Estos productos podrían aprovecharse muy bien ante la gran cantidad de agua que habría en la zona”.

Es preciso indicar que el Foro fue organizado por la Asociación Regional de Exportadores (AREX) de Lambayeque, y contó con el auspicio de Sierra Exportadora y el Colegio de Ingenieros de Perú, filial Lambayeque.

Dato
El nombre de "El Niño" se debe a la asociación de este fenómeno con la llamada corriente del Niño, anomalía ya conocida por los pescadores del puerto de Paita, en el norte de Perú, quienes observaron que las aguas aumentaban su temperatura durante «la época de las fiestas navideñas» y los cardúmenes o bancos de peces desaparecían de la superficie oceánica, deduciendo que dicha anormalidad era debida a una corriente de aire caliente procedente del golfo de Guayaquil (Ecuador).

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Water Silos, lluvia sólida para la agricultura

Sierra Exportadora propone ampliar oferta nacional de Palta Hass con 15 mil hectáreas de la zona andina

En búsqueda del diamante negro