martes, 11 de agosto de 2015

¿Por qué en el Perú la mayoría de investigaciones de delitos ambientales terminan archivadas?

Foto: Perú21.
En el Boletín #2 de Alerta Ambiental se explicó cómo un juicio por minería ilegal en Madre de Dios duraría, como mínimo, 4 años y le podría costar al denunciante más de 10 mil soles. Para ver por qué sucede esto y tener una versión del rol que la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) cumple en el proceso de justicia ambiental, conversamos con la abogada especializada en derecho ambiental Sarita Castromonte del Consultorio Jurídico Gratuito de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) en Loreto.

Quien ve desde fuera el tema de justicia ambiental, ¿qué debe considerar al momento de evaluar el largo tiempo que toma un proceso?

Hay que tener en cuenta que (en Loreto y Madre de Dios) nos encontramos en zonas ricas en recursos naturales, de grandes extensiones de terreno (la mayor cantidad bosques primarios) y donde la comisión de delitos ambientales es frecuente.

También debemos considerar la lejanía de los lugares donde se cometen estos delitos, que muchas veces son zonas de difícil acceso, que demandan varios días de caminata. Y las Fiscalías Especializadas en Materia Ambiental (FEMA) no cuentan con la logística mínima necesaria para trasladarse hasta el lugar de los hechos. Muchas veces el traslado del personal, tanto fiscal como policial, debe ser asumido por el denunciante.

Otros puntos a considerar son la carga laboral de la FEMA, su falta de personal fiscal y administrativo para diligenciar los casos de manera adecuada y también su falta de capacitación.


¿Qué similitudes y diferencias se podría encontrar entre los delitos ambientales que se cometen en Loreto y en Madre de Dios?

Loreto y Madre de Dios son muy parecidos y distintos a la vez. Ambos departamentos se encuentran en la Amazonía, sin embargo la incidencia de comisión de delitos es diferente. En Loreto se presentan más casos de tala y deforestación de bosques, ya sea por blanqueo de madera, agricultores realizando roce y quema de bosques o deforestación para monocultivo; y en poca escala 
minería ilegal no metálica. A diferencia de Madre de Dios, donde la mayor incidencia de delitos es por minería ilegal aluvial y en menor escala tala y deforestación de bosques.

No hay comentarios:

Publicar un comentario