Argentina: Paro de los trabajadores del sector frutícola en Río Negro

Los ruralistas de la Uatre reclaman aumentos salariales de 35%; la contraparte dice no poder afrontar esos costos
La temporada frutícola se complica. Los trabajadores rurales iniciaron ayer un paro total de actividades -cuando ya se inició la cosecha de pera- ante la falta de acuerdo en paritarias por un incremento salarial y cortaron la ruta 22 en distintos puntos del Valle, con apertura al tránsito cada 15 minutos.

Los ruralistas agrupados en la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) endurecieron el reclamo con el transcurso de las horas. La protesta se inició a la vera de la ruta 22, a la altura de las localidades de General Roca, Cipolletti, Río Colorado y Chimpay en el Valle Medio, pero la falta de acuerdo motivó el corte total durante la tarde, lo que ocasionó caos en el tránsito y una larga fila de camiones con fruta que fueron detenidos por los manifestantes.

El gremio reclama un 35% de aumento salarial y, en principio, habría un acuerdo por un porcentaje inferior con la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (Cafi), pero la Federación de Productores, que reúne al 20% de los ruralistas, alude no poder afrontar esos costos, por lo cual se trabó la negociación y la firma de un posible acuerdo en el marco de las paritarias.

Ayer al mediodía, la dirigencia gremial acudió a una reunión convocados por el Ministerio de Trabajo de la Nación, con sede en General Roca, pero no hubo acuerdo y continuó la protesta en las rutas.

El gobernador Alberto Weretilneck, que días atrás se manifestó “preocupado” por la falta de acuerdo en el sector frutícola, dijo ayer que era optimista porque “hay ánimo de diálogo en todas las partes”.

La medida de fuerza implicó además del trastorno en el tránsito de la ruta que conduce a Neuquén y a la zona turística de la Cordillera, la suspensión de la cosecha en las chacras, que se había iniciado la semana pasada con la recolección de peras, la primera variedad de fruta de pepita que da inicio a la temporada frutícola.

En tanto, por una vía paralela se desarrolla la paritaria para los trabajadores del empaque que entraron en un cuarto intermedio hasta mañana, pero advierten que “si no hay arreglo con Uatre, tampoco lo habrá con el Sindicato de la Fruta”.

Este sector pide un 25% de aumento, mientras que el empresariado ofrece un 4% de suba salarial, “prácticamente nada. Si vamos a empezar a negociar, tenemos que negociar sobre cosas serias, sobre bases ciertas, y no sobre un 4 por ciento que realmente no es un número significativo para nadie”, dijo el titular del gremio de la fruta, Rubén López, que a su vez es legislador del Frente para la Victoria y potencial candidato a liderar la CGT oficialista en Río Negro.

Ambos gremios vinculados a la actividad frutícola denuncian que el Ministerio de Trabajo se basa en un techo del 18 al 20%, aunque no lo precisan de manera directa.

El gobernador la semana pasada se reunió en Cipolletti con la Cámara de Exportadores Frutícolas para hablar sobre la crisis del sector, y prometió que, para agosto, la provincia tendrá un plan frutícola para los próximos diez años.

El gobierno provincial, las exportadoras y los chacareros buscarán consensuar un precio de base por la fruta que se cosecha para los chacareros. El gobernador manifestó su preocupación por la forma en que se ha dado inicio a la temporada.

Fuente: La Nación

Comentarios