Congresistas piuranos, Ministerio de Culturay Sierra Exportadora llegan hasta el Centro Arqueológicode Aypate

Fomentarán el desarrollo productivo y turístico de sierra piurana Una misión conformada por tres congresistas piuranos, representantes del Ministerio de Cultura y por el presidente de Sierra Exportadora, llegó ayer hasta el alejado Centro Arqueológico de Aypate,  edificación incaica que formaba parte del Camino Inca o Qhapac Ñam, rumbo hacia Loja y Quito (Ecuador).

El lugar será el centro de un proyecto de desarrollo turístico zonal  que Sierra Exportadora ejecutará  con el apoyo de una plataforma inter institucional público privada, para beneficiar a Ayabaca y a las comunidades circundantes al imponente vestigio Inca.  La expediciónIntegraron la expedición el presidente de la Comisión Agraria del Congreso, Juan Castagnino, la presidenta de la Comisión de Salud, Carla Scheffer y el legislador  Leonidas Gauyama; el Presidente Ejecutivo de Sierra Exportadora, Alfonso Velásquez Tuesta, el responsable del Proyecto Qhapac Ñam del Ministerio de Cultura, Luis Lumbreras y el Jefe del  proyecto de puesta en valor de Aypate, César Astuhuamán, así como funcionarios de la Municipalidad Provincial de Ayabaca.

La visita, además del conocimiento y valorización directa del centro arqueológico, tuvo por finalidad reafirmar la voluntad de estas autoridades nacionales y del Gobierno Local  de trabajar por la recuperación del yacimiento arqueológico  y contribuir al desarrollo productivo de Ayabaca y de toda la zona andina piurana  para hacer realidad la inclusión social de la población. 

Las accionesLuis Lumbreras anunció que para los estudios previos al trabajo de recuperación y puesta en valor del vestigio hay un millón de soles que pueden aumentar al avanzar el proyecto general de recuperación del Qhapac Ñam, obra monumental Inca que podría ser declarada Patrimonio de la Humanidad en el curso de este año. Se estima que el yacimiento podría estar plenamente recuperado en cinco años. 

Los tres legisladores piuranos prometieron trabajar desde el Congreso para que la recuperación de Aypate se haga realidad, ya que es el tercer intento de ejecutarla.

El presidente de Sierra Exportadora, Alfonso Velásquez, anunció que la Municipalidad de Ayabaca y la distrital de Montero han asignado un cuarto de millón de soles para apoyar el desarrollo turístico zona en derredor de Aypate, con el establecimiento del circuito turístico piurano “Ruta de los Guayacundos” con cuatro recorridos casi de aventura:  Aypate - Camino Inca; Visitas al Bosque de Cuyas;  Observación de  Aves y  el disfrute de la  Ruta del Café y de la Panela o azúcar orgánico. Se promocionará también el  trekking, caminatas, ciclismo de montaña, cabalgata  y turismo místico.

Dijo que Sierra Exportadora, aportará todos los expertos y especialistas necesarios para brindar una asistencia técnica que haga realidad los componentes del proyecto, como la capacitación en servicios turísticos, desarrollo de facilidades de habitación y alimentación, formación de guías especializados, señalización y promoción de servicios sanitarios. 

El viaje de la delegación se inició a las cuatro y treinta de la madrugada. Este incluyó la subida a pie desde cerca de Lagunas de Canli durante cuarenta minutos por una empinada cuesta que lleva finalmente al Centro Arqueológico de Aypate, un lugar de difícil acceso, clima agradable e imposible de borrar de la memoria. 

Colectivo AypateLa iniciativa de Sierra Exportadora, además de las personas e instituciones que participaron en el viaje a Aypate, está apoyada por  “El Colectivo Aypate”, conformado por diecinueve organismos públicos y privados de Piura.

El complejo arqueológico de Aypate  está ubicado a unos cincuenta km de Ayabaca, cerca del  caserío Lagunas de Canli, donde habita la Comunidad Campesina de Tacalpo. Es la única construcción de arquitectura inca en la Región Piura. Está en la cumbre del Cerro Aypate a 2,916 msnm. 

Se estima que Aypate era un centro administrativo del Tahuantinsuyo. Tiene  escaleras,  portales,  baños y canales construidos con piedra.  Su  nombre correspondería al de un importante jerarca fundador en la historia de esta región y que luego devino en deidad o Apu de gran veneración local. 

En El ToldoLa misión siguió después rumbo hacia la frontera con el Ecuador, hasta llegar al poblado de El Toldo, cerca del Río Espíndola, que sirve de límite internacional. Allí dialogaron con la comunidad sobre su participación en el proyecto de desarrollo turístico zonal.  

Comentarios