Mejoras tecnológicas ayudarán a reactivar la industria de la papaya en Chile

La producción ha disminuido casi un 50% en los últimos 10 años
La Fundación para la Innovación Agraria (FIA), en conjunto con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) Intihuasi, en la Región de Coquimbo, está desarrollando un proyecto para mejorar la productividad de papayos mediante el reconocimiento temprano del sexo de las plantas.

la foto (9)
“Lo que haremos es determinar a temprana edad el sexo de la planta, de manera que el viverista pueda ofrecer una planta de sexo determinado, permitiendo al agricultor definir la estructura de su huerto y mejorar la producción”, mencionó Angélica Salvatierra, investigadora de INIA Intihuasi y coordinadora del proyecto.

Además, se innovará en el desarrollo de herramientas biotecnológica, que implican extracciones de ADN, que permiten desarrollar marcadores moleculares vinculados con el sexo de las plantas, puesto que el polimorfismo sexual de la especie, que se asemeja a Carica papaya, constituye la base de la ineficiencia del sistema productivo.

Esta particularidad impide a los viveristas y agricultores tener certeza del sexo de la planta, afectando finalmente los resultados de la unidad productiva.

La Región de Coquimbo (IV Región) será una de las más beneficiadas, ya que concentra el 78% de la producción de papayas en el país. Según un estudio de la Consultora Pedro Hernández E.I.R.L, elaborado el 2012, en 1999 Coquimbo producía 4.382 toneladas, mientras que 2011 esta cifra disminuyó en más del 50% con una producción de sólo 2.353 toneladas.

El 72,3% de la superficie de papayos de la región se encuentra en la comuna de La Serena. Le siguen las comunas de Coquimbo (17,6%), Canela (13,4%), Ovalle (8,4%) y Vicuña (3,9%).

La situación no varía mucho a nivel nacional, tomando en cuenta que en las últimas dos décadas ha habido una disminución de 410 hectáreas plantadas a sólo 245. También en los últimos 20 años, el número de productores experimentó una baja, cayendo de 89 a 85.

Según cifras del catastro frutícola de la IV Región, el 75% de la producción de papayas de la zona está orientado al mercado interno, 24% a la agroindustria y sólo un 1% a la exportación.

Carlos Gálvez, jefe de Programas y Proyectos de FIA, comenta que la iniciativa disminuirá los costos y aumentará la productividad, impactando en la rentabilidad de los productores.

“Es imperioso buscar nuevos mercados y usos para este fruto para revertir la situación actual del rubro”.

Comentarios