Argentina: Productores y Gobierno esperan que mejore el precio de la uva

Preocupados por las estimaciones que indican que se pagarán precios iguales o menores por cada kilo de uva cosechada en relación al año pasado, representantes del sector productivo salieron a defender su trabajo y aseguraron que “no existen motivos para que se pague menos”.

Horacio Meli, presidente de la Cámara de Agricultura e Industria de Tupungato y vicepresidente de la Federación Vitícola Argentina, señaló que las ventas en el mercado interno crecieron cerca de 3% en volumen el año pasado.

Así lo comprueba el Observatorio Vitivinícola Argentino, cuyos datos muestran una mejora de 2,37% en los despachos de vino en el mercado interno, pasando de 9.838.504 hectolitros en 2011 a 10.071.043 hectolitros en 2012.

“No es un dato menor, teniendo en cuenta que casi 80% de lo que se produce se vende dentro del país”, apuntó Meli.

En cuanto a las exportaciones, argumentó que si bien cayeron los envíos de vino fraccionado, crecieron sustancialmente las ventas de granel. “Dadas las condiciones de mercado, aún no podemos decir qué va a pasar con los precios”, comentó.

También Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina (UVA), reconoció que las estadísticas del mercado no justifican “malos pagos por la uva”. En su caso, el profesional destacó que para prever cuánto se pagará por kilo cosechado, sirve de referencia observar el crecimiento de lo pagado por uvas que servirán para la elaboración de mosto.

“El año pasado se llegó a pagar $ 1,20 por kilo, este año ya se está pagando $ 1,40 y podría llegar a $ 1,50. Ese aumento de 16% marca una tendencia para otros tipos de uva”, comentó Villanueva.

En tanto, Meli agregó que “no se pueden conocer los movimientos financieros de las empresas, pero los números del Observatorio Vitivinícola demuestran que no corresponde que se pague lo mismo que el año pasado”.

“En el Valle de Uco 80% de los productores tienen viñedos de menos de 20 hectáreas. Si no se pagan los montos que corresponden muchos corren el riesgo de desaparecer. Hay ventas de uva que desde hace tres años se hacen por el mismo precio, mientras que los costos de producción en viña son cada vez mayores” continuó.

Así lo entiende también el gerente de la UVA, quien denunció que “es discutible la forma en que se distribuyen los ingresos en el sector”.

“En cuanto al precio hay que buscar un punto de equilibrio que responda a los intereses tanto de bodegueros como de productores”, sostuvo Villanueva.

Intervención estatalPara evitar los “desequilibrios en la distribución de los ingresos” a los que hacen referencia las fuentes consultadas, el Gobierno busca intervenir de alguna manera sobre el precio de la uva.

Para este año, están previstas dos acciones puntuales. Por un lado, se firmará un convenio con la Cámara Argentina de Exportadores de Mosto, tal como se ha realizado en temporadas anteriores.

“Acordaremos con la Cámara un precio mínimo que las mosteras deberán pagar por kilo de uva. Nuestro objetivo es llegar a $ 1,50″, contó Martín Hinojosa, subsecretario de Industria de Mendoza.

La segunda intervención, será sobre las uvas varietales, donde se trabajará una financiación con garantía de retención de stock. “De esta forma podremos asegurar que se pague un precio razonable a los productores”, explicó Hinojosa.

Para Horacio Meli es difícil que el Gobierno levante el precio sin la aplicación de medidas concretas. “Se pensó en definir una base de precios por kilo de uva. El problema es que los valores son diferentes en cada zona y resulta imposible un parámetro”, concluyó el vicepresidente Federación Vitícola Argentina.

Fuente: Los Andes

Comentarios