Coordinarán las agendas de investigación de cuatro cadenas agrícolas en Centroamérica

Se integrarán los trabajos en aguacate, yuca, papa y tomate, como parte de un programa impulsado por el IICA y la Unión Europea para reforzar la seguridad alimentaria y nutricional en los países centroamericanos.

San José, Costa Rica, 14 de febrero, 2013 (IICA). Los institutos nacionales de investigación agrícola de Centroamérica trabajarán juntos para satisfacer las necesidades de innovación de los productores de aguacate, yuca, papa y tomate, alimentos básicos para los habitantes de la región.

Alrededor de 30 investigadores centroamericanos, así como expertos de los productos y especialistas en planificación de proyectos, se reunieron en Costa Rica para definir la agenda y las líneas de investigación para los cuatro cultivos. El intercambio fue el primero de este tipo que realiza el Programa Regional de Investigación e Innovación por Cadenas de Valor Agrícola (PRIICA), ejecutado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Unión Europea.

Víctor M. Villalobos, Director General del IICA, aseguró que la integración de redes de trabajo es fundamental para que las cadenas productivas puedan responder a las demandas del mercado. “El objetivo de las cadenas es hacer llegar a los consumidores productos sanos, inocuos, de alta calidad y con un precio justo para ellos y para el productor. Deben basarse en la comunicación entre productores, investigadores y demás eslabones”, agregó.

Miguel Altamirano, coordinador del PRIICA, informó que el cronograma de trabajo se definirá durante el primer y segundo trimestres del 2013, al tiempo que en 24 sitios de Centroamérica se consolidan alianzas público-privadas en consorcios de investigación e innovación. “En la estrategia de trabajo del PRIICA las redes regionales son vitales, pues permitirán contar con apoyo altamente calificado y estar presente en todos los países donde se desarrollarán las investigaciones e innovaciones agrícolas”, afirmó.

De acuerdo con los investigadores reunidos en Costa Rica, las cadenas del aguacate, la yuca, la papa y el tomate en Centroamérica enfrentan retos comunes: mejorar el conocimiento de los pequeños productores sobre manejo integrado del cultivo, facilitar el acceso a germoplasma (según el lugar y el tipo de productor) y aprender sobre el manejo poscosecha, agregación de valor y mejora nutricional, entre otros desafíos. Además, tienen necesidades de capacitación, asistencia técnica y transferencia tecnológica.

Las demandas de los productores determinan las prioridades de investigación. “Lo que nos tiene acá es el interés de dar respuesta a los problemas que ellos tienen en su labor diaria en el campo. Manifiestan las necesidades que tienen en cuanto a tecnología y nosotros hacemos lo posible por satisfacerlas”, dijo Arnulfo Gutiérrez, funcionario del Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP).

El encuentro tuvo lugar en la sede central del IICA, en San José, y en la Estación Experimental Los Diamantes, en Guápiles. Participaron profesionales del IDIAP, el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA), de Costa Rica; el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), de El Salvador; el Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola (ICTA), de Guatemala; la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (DICTA), de Honduras, y el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Además, a la cita acudieron expertos del IICA, del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) y CLAYUCA, en Colombia; del Centro Internacional de la Papa (CIP), en Perú, y del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) de México.

Para responder a las demandas de los productores, en Centroamérica los centros de investigación tienen algunas limitantes. “Requerimos infraestructura y mayor acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, pero además necesitamos una renovación generacional”, expresó José Rafael Corrales, director ejecutivo del INTA de Costa Rica.

El talento humano de los INIA (como se les llama a los institutos nacionales de investigación) es el responsable de catalizar la investigación agrícola en innovación al servicio de los agricultores, consideró Manuel Miranda, especialista del IICA. “El extensionista tiene como función impulsar el cambio tecnológico y cognitivo de los productores”, manifestó.

El programa PRIICA tiene como objetivo mejorar la disponibilidad y acceso a los alimentos en Centroamérica por intermedio de la investigación agrícola. Procura fortalecer las redes de innovación tecnológica vinculadas al Sistema de Integración Centroamericana de Tecnología Agrícola (SICTA), el IICA y otras organizaciones regionales y mundiales.

Sus recursos financieros, por US$5,6 millones, provienen de la Unión Europea y del IICA. En la sede central del Instituto opera su unidad coordinadora.

Más información:miguel.altamirano@iica.int
-- 
Randall Cordero SandíPeriodista / JournalistInstituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA)
Inter-American Institute for Cooperation on Agriculturerandall.cordero@iica.int(506) 2216-0368

Comentarios