ENVÍOS ACUÍCOLAS CRECERÍAN 10 VECES MÁS CON MEDIDAS PARA PESCA NO TRADICIONAL

Impulso a la acuicultura demanda una mayor voluntad del gobierno para establecer una nueva Ley de Promoción de la Acuicultura.

ü  Problemáticas y otros asuntos del sector serán tratados con Mincetur y Produce en el II Almuerzo del Exportador Acuícola Pesquero”, el 5 de marzo próximo.

Domingo 17 de febrero del 2013.- Los envíos de productos acuícolas podrían incrementarse 10 veces en solo cinco años si las autoridades dispusieran la implementación de medidas específicas para la pesca no tradicional y, en particular, para la acuicultura, estimó el presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la Asociación de Exportadores (ADEX), Elie Barsimantov.

De acuerdo con la Gerencia de Servicios al Comercio Exterior e Industrias Extractivas del gremio exportador, los envíos acuícolas en el 2012 representaron el 15% del total de los envíos de la pesca de consumo humano directo (pesca No Tradicional), que sumaron US$ 1,010 millones, aproximadamente.

Barsimantov explicó que la carencia de normas diferenciadas para la acuicultura impide un mayor crecimiento de esta actividad, que genera mano de obra intensiva y mayor valor agregado a los productos.

“Falta que tomen consciencia de la diferencia entre la pesca tradicional y la de consumo humano (acuicultura). Hay que trazar una línea gruesa. No tenemos los mismos márgenes que la harina de pescado, nuestro trabajo es más tedioso y debe cumplir con condiciones sanitarias mucho más exigentes”, manifestó.

Precisó  que las exportaciones de harina de pescado pueden sumar US$ 2,000 millones cuando las de productos hidrobiológicos para el consumo humano representan la mitad aproximadamente y, de estos, solo entre el 10% y 15% corresponden a la acuicultura.

La acuicultura es una técnica de cultivo y/o crianza de especies acuáticas y animales (peces, crustáceos, moluscos) en ambientes acuáticos naturales o artificiales, en el mar  y agua dulce, para obtener productos con mayor valor agregado, de manera sostenible y amigable con el medio ambiente.

Barsimantov sostuvo que la promoción de esa actividad demanda una mayor voluntad del gobierno para establecer una nueva Ley de Promoción de la Acuicultura, tema que será  abordado en el Almuerzo del Exportador Acuícola Pesquero” que se realizará el 5 de marzo próximo en coordinación con la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) y que contará con la participación de altos funcionarios del Mincetur y Produce.

Además de los problemas normativos, Barsimantov señaló que cuestiones de criterio en la fiscalización por parte de la SUNAT también afectan al sector, que en el 2012 fue perjudicado por la caída del tipo de cambio y la menor demanda en Europa, situación que no cambiaría mucho este año.

Para seguir difundiendo los beneficios del consumo de los productos acuícolas y promover su exportación, anunció que las empresas del Comité de Pesca y Acuicultura de ADEX participarán en el presente año en las ferias de Boston, Bruselas, Brasil, China, y España.

Apuesta por la sierra
Piscifactorías de los Andes es una empresa acuícola que surgió en 1978 con un producto que tenía la posibilidad de promover el comercio en la sierra del país como es la trucha.  Con trabajo duro, visión clara y buenas ideas se instaló dos centros de producción: uno en Quichuay, Huancayo y otro en Charcas, Puno, en el lago Titicaca.

En 1981 marcó el inicio de las exportaciones,  siendo el primer destino Suecia. Más tarde, se introdujo el consumo de trucha en el mercado interno.

Actualmente, Piscifactorías de los Andes exporta prácticamente el 70% de sus productos a mercados selectos y exigentes como Francia, Suecia, Noruega, Alemania, Polonia, República Checa y Holanda. También comercia con países como EE.UU., Canadá, México, Argentina, Brasil y Bolivia, y planea seguir expandiéndose en más mercados.

Comentarios