Purfresh actualiza oferta para mejorar la fruta

Pronto iniciará ensayos de un multifacético sistema que mantiene la fruta en buenas condiciones durante el transporte
fullbox-_-Purfresh-_-smallLa empresa estadounidense Purfresh planea dar inicio a los embarques de prueba de una nueva tecnología multifacética que beneficia a la fruta, la cual controla el ozono, el dióxido de carbono, oxigeno y etileno en los contenedores, además de hacer un seguimiento de la temperatura de los productos. 

Brian Westcott, CEO de la compañía comentó a www.portalfruticola.com que la tecnología Total Active Enviroment es una extensión de un producto base que se ha utilizado por muchos años, el que se centró principalmente en el ozono y temperatura.

“Un gran elemento que tenemos ahora es el dióxido de carbono. La mayoría de nuestros competidores se enfocan en el control de CO2 y nosotros ahora tenemos una combinación”.

“Nosotros estamos midiendo la temperatura del commodity  versus sólo la temperatura del aire y eso nos permite mantener la temperatura más ajustada”.

“Por ejemplo, si pudieras mantener las piñas 1°C más cerca de la temperatura ideal, podrías obtener desde dos a cuatro días más de vida de poscosecha en esa piña”.

Westcott indicó que al abarcar todos los elementos críticos, esta nueva tecnología puede mejorar la vida útil y calidad de los productos, al tiempo que el sistema de seguimiento puede ayudar a responder a cualquier cambio que ocurre durante el transporte.

“Por ejemplo, digamos que tienes kiwi chileno y que vas por el Canal de Panamá, y desafortunadamente algunas veces se va la energía para la carga durante el tránsito por el canal. Se apaga la energía para ahorrar dinero, la temperatura aumenta y, tal vez, el CO2 disminuye”.
“Lo que nosotros haríamos es detectar ese apagado, podríamos notificar a la compañía o ajustarnos a la receta”.

“Por ejemplo, el ozono es un desinfectante y a una temperatura elevada sin ozono por 6 horas, podríamos saber si existe una tasa de crecimiento elevada de algún patógeno como la botrytis, por lo que nosotros podríamos ajustar a un nivel más alto de ozono a lo que es normal durante 6 horas para detener ese crecimiento”.

Señaló que es probable que los ensayos comiencen durante el segundo trimestre con sus socios productores, seguidos por envíos comerciales en el tercer trimestre.
“Vamos a trabajar con arándanos, banas, piñas y potencialmente con productores de uvas como nuestros primeros commodities”.

Dijo que el nivel de beneficios del Total Active Environment varía dependiendo del producto. Papas y cebollas puede que no necesiten del beneficio adicional de dióxido de carbono, pero frutas como las bananas, carozos y kiwi sí.

El CEO de Purfresh señaló que un estudio de Agriculture and Agri-Food Canadá descubrió que, luego de cuatros semanas en un laboratorio de simulación la combinación de ozono, C02 y un control de temperatura da como resultado entre un 4-7% más de fruta comercializable.

Comentarios