Chiquita no se queda con las manos vacías

Entregará la licencia para comercializar frutales de hojas caducas bajo su nombre

Luego de anunciar en octubre pasado que dejarían el negocio de las deciduous fruit (frutales de hoja caduca), Chiquita ha optado por darle una segunda vuelta y no perder el posicionamiento en el sector, esto a través de una licencia que le permitirá a International Fruit Company  (CFI) comercializar la marca.

ifc-300x214En conversaciones con www.portalfruticola.com, David Espinoza, presidente de International Fruit Company, comentó que van a hacer la misma actividad que Chiquita pero bajo una empresa diferente, además que tendrán la licencia para operar en América del Norte, Latinoamérica y Asia. 

“En lugar de eliminar la marca de frutales hoja caduca (deciduous fuit), decidimos conseguir la licencia de la marca y ponernos en marcha inmediatamente. Comenzamos a trabajar como negocio el 1 de enero”.


La International Fruit Company comenzará principalmente con la comercialización de las uvas para el mercado interno. El primer embarque de uvas para los consumidores de EE.UU. se espera que llegue desde Chile en las próximas dos a tres semanas. A finales de año, el fruto vendrá desde México y California.

El mercado nacional es sólo el comienzo, dice el gerente general Alex Bryant, admás comentó que el plan de la compañía es expandir la marca Chiquita en Asia y América Latina.

“Nuestro plan de expansión en América Latina, Asia y América del Norte es de cinco años. Hemos tenido presencia con la marca en Asia durante los últimos 10 años. Estamos buscando expandirnos sobre todo en Corea del Sur, China y Hong Kong “, dijo Bryant.

“Queremos trabajar en sinergia con Chiquita para expandir la marca a nivel mundial aún más y participar en aquellos países en desarrollo, los países de América del Sur y Asia. A medida que ampliamos la marca Chiquita , ampliamos la huella de International Fruit Company también “.

A través de la oficina de Chiquita en Shanghai, la IFC está trabajando para lograr un mayor reconocimiento de la marca y el desarrollo de planes de expansión en Asia.

“Vamos a situarnos con los minoristas y clientes en Asia. Hay una oficina de Chiquita en Shanghai, donde vamos a atender a los clientes con la marca Chiquita, la promoción de productos y la selección de los mejores productores y variedades para apoyar el crecimiento de la marca. Habrá un alto nivel de servicio para conectar a los clientes con marca Chiquita “, dijo Espinoza.

Más allá de Asia, la IFC tiene el ojo puesto en Latinoamérica, especialmente en Chile y Argentina. También tiene planes para buscar nuevos proveedores de carozos, frutas de pepita y cítricos en Perú, Brasil, México y los Estados Unidos.

Por encima de todo, la IFC se centra en mantener las expectativas que vienen con el nombre de Chiquita, explicó el vicepresidente de ventas de Keith Leichty.

“El fruto seguirá siendo de alta calidad, los productores certificados y aprobados por GAP. Nuestro objetivo es el desarrollo de nuestro negocio y la única manera de hacerlo que poner un producto de primera calidad en manos de los compradores y en su almacenes. Tendremos normas estrictas de control de calidad para nuestros productores “, dijo Leichty.

Bryant explicó que cuando Chiquita decidió dejar el negocio de los frutales de hoja caduca para centrarse en las piñas, plátanos y ensaladas, la decisión de seguir adelante con la IFC en calidad de licenciatario llegó de forma natural, especialmente teniendo en cuenta la confianza de la compañía en el equipo.

“David fue uno de los jugadores principales. Él estuvo con Chiquita durante 17 años. Tenía un buen repertorio y la relación con todos los de la compañía, desde el CFO hacia abajo. Todo el mundo lo sabía, eso es que es un tipo comprometido con Chiquita y que él se encargará del negocio y la marca, que es lo más importante “, dijo Bryant.

“No estaban simplemente licenciando a alguien que se les cruzó por la calle. Hay mucha identidad de Chiquita corriendo por su sangre”.

Comentarios