Ecuador: El Gobierno apuntará a un cambio del mapa productivo

El presidente Rafael Correa asumirá el 24 de mayo su tercer mandato con el reto de consolidar el crecimiento económico en todos los sectores. Para lograrlo, el Gobierno deberá apuntalar a cuatro ejes: El mejoramiento de la matriz productiva, el desarrollo de la minería, la reforma agraria y el turismo.

La necesidad de acabar con la dependencia petrolera es lo que motivará ese cambio, afirmó Modesto Correa, decano de la Facultad de Administración y Ciencias Políticas de la Universidad Casa Grande. Lo urgente, agregó, será acudir “a opciones que puedan reemplazar los recursos tradicionales a corto y mediano plazo”. La industria extractivista, como la minería, está entre esas primeras alternativas.

Otras posibilidades de crecimiento están en el turismo y en el campo, donde aún el régimen tiene pendiente de aprobar la Ley de Tierras, que definirá el hectareaje de la tenencia de territorios y parámetros que motiven el fortalecimiento de las siembras existentes o la generación de nuevos cultivos a mayor escala.

Tras el triunfo del primer mandatario, los legisladores oficialistas dicen prepararse para la elaboración de nuevas leyes que permitan acelerar el cambio de la matriz productiva, que tiene como fin transformar la imagen de Ecuador como país productor de materias primas a exportador de productos con valor agregado.

Francisco Velasco, presidente de la mesa de la Comisión de Régimen Económico, Tributario de la Asamblea Nacional, señaló que primero se trabajará en perfeccionar la Ley de Regulación y Control del Poder de Mercado para garantizar la participación y el crecimiento de las pequeñas empresas que surgen de la Economía Popular y Solidaria.

Según Velasco, se elaborarán normas que garanticen el financiamiento de los nuevos emprendimientos y la mayor participación del Estado, en temas de compras públicas. Sectores como el petroquímico, astillero, siderúrgico y metalúrgico son los que recibirán mayor ayuda.

El presidente de la República, Rafael Correa, quien fue reelecto con casi un 57% de los votos, recalcó ayer que Ecuador es uno de los países que más crece en América Latina y el que más ha reducido su desigualdad y pobreza . “Seguiremos con esa política económica, priorizando la producción, el empleo, y al ser humano y la equidad”, dijo en una entrevista a medios internacionales.

Además reiteró su negativa a que Ecuador se sume a tratados de libre comercio como los que tienen otros países latinoamericanos con la Unión Europea y Estados Unidos, y señaló que aceptarlos “sería una traición” a la presión “contundente” que, a su juicio, han ejercido los pueblos en su contra.

Álvaro Maldonado, director de Desarrollo de Negocios de La Fabril, señaló que el sector empresarial no espera que los acuerdos comerciales que se firmen sean similares a los que poseen países vecinos, pero sí que esos convenios “nos pongan en igualdad de condiciones”.
Pero ese acuerdo de intercambio comercial, aclaró, debe darse con las nacion
es que signifiquen un complemento para Ecuador y no una competencia. “Por ejemplo con naciones que tienen una oferta exportable, como Europa y Norteamérica que, por tema estacional, no producen lo mismo que nosotros”.
Modesto Correa calificó como positiva toda la inversión pública que ha realizado el Gobierno en sus 6 años de gestión, pero considera que los resultados fueran más eficaces si el régimen tuviera un mayor acercamiento con el sector privado, real motor del crecimiento económico.

En 2012, la política de Estado no solo se caracterizó por el enorme gasto público, sino por una serie de medidas que afectaron al sector comercial y a la banca. Decisiones, que a criterio de Correa, fueron justificadas.

El asambleísta Velasco no descartó que en los próximos meses surjan nuevos cambios, con las reformas que esperan aplicar a ciertas leyes, como aquellas que regulan al mercado de valores y seguros. Otra será la Ley de Aguas.

Fuente: Expreso

Comentarios