Impacto de los microbios en la salud de los suelos

Llevan a cabo una serie de procesos críticos

Científicos del Departamento de Agricultura de EE.UU (USDA) llevaron a cabo investigación para comprender los patrones de viaje de los microbios, con el fin de mejorar la salud de los terrenos agrícolas y evitar la erosión.

Fotografía: Scott Van Pelt
Fotografía: Scott Van Pelt

De acuerdo a lo reportado por el Servicio de Investigación Agrícola de EE.UU (ARS) los Microbios conducen una serie de procesos críticos, entre ellos la liberación de enzimas que estimulan el volumen de materia orgánica, secuencian el carbono en el suelo y disponen de nutrientes a las plantas.

Con la ayuda de túneles de viento y última tecnología en ADN, la científica Verónica Acosta-Martínez , de la Unidad de Erosión de Viento y Conservación de Agua del ARS, realizó esta investigación.

Los científicos investigaron las poblaciones bacterianas, las cuales pueden clasificarse por su ADN, incluyendo bacterias, hongos y protozoos.

Acosta-Martínez y su equipo recolectaron muestras de polvo en suspensión y de diversos suelos orgánicos susceptibles a la erosión del viento desde campos de papas, remolachas y cebollas en Michigan (EE.UU). Aquí los investigadores utilizaron un túnel de viento para simular el impacto del viento.

Los resultados del estudio revelaron que ciertos tipos de bacterias, conocidas como Bacteroidetes, están más presentes en el polvo. Otras, como las Proteobacteria, se encuentran más frecuentemente en sedimentos gruesos.

Estudios han demostrado que los Bacteroidetes pueden resistir la desecación y sobrevivir en condiciones extremas, cuando son trasladados en largas distancias, y así explorar nuevos hábitats.

“El hecho que las Proteobacterias se asocien son sedimentos erosionados más gruesos, que viajan distancias más cortas, puede explicar cómo los suelos pueden retener cualidades importantes a pesar del daño del viento”, informó ARS.

“Las Proteobacterias son críticas para ciclo del nitrógeno y del carbón en el suelo, y el hecho que permanezcan más cerca de casa durante las tormentas de viento son buenas noticias para la salud del suelo”, dijo Acosta-Martínez.

Los resultados de la investigación se encuentran publicados en el Journal of Enviromental Quality.

Comentarios