Enfrentando los primeros días de Psa en un huerto de Chile

Estuvimos con productores de kiwis chilenos que están luchando contra la enfermedad en la región del Maule

Francisco Vidal Pastrian distribuye botellas sanitarias de aspersión y varios trajes blancos antes de abrir sus casi tres hectáreas de huerto de kiwi a los visitantes del Servicio Agrícola y Ganadero de Chile (SAG). En diciembre, el dueño del huerto Santa Carmen en Curicó (Región del Maule) se unió a la lista de los 57 huertos de kiwi a nivel nacional infectados por la temida bacteria Psa.

Fotografía: Clientes y Comunicaciones SAG Maule
Fotografía: Clientes y Comunicaciones SAG Maule

Desde la detección, la sanitización de los huertos ha sido prioridad, de ahí la necesidad de utilizar los trajes bajo el sofocante calor del verano.

Juan Luis Gómez Catrileo, mano derecha de FranciscoVidal Pastrian, lidera al grupo en la expedición, donde pasamos más allá de la cinta de precaución y una señal de advertencia de Psa.
Haga click aquí para ver las fotos, cortesía del SAG, de la visita de www.portalfruticola.com al huerto.
La evaluación de la situación

En la fresca sombra de las vides, es fácil darse cuenta del propósito de la visita – el muñón de una planta de kiwi Hayward dio positivo por Psa. Por ahora, el impacto total de la planta madre no se puede medir.
“En este momento no podemos hablar sobre el costo porque estamos recientemente afectados por esto, llevamos alrededor de un mes más o menos”, dice Gómez Catrileo.

“No podemos decir con certeza [lo que sucederá] porque todo depende de este cultivo. Todo depende del cultivo y de las medidas adoptadas por Don Francisco sobre la conveniencia de levantar el huerto. “
Con la infección todavía en sus inicios, la idea de perder el huerto parece absurda. Mirando la planta es difícil imaginar la devastación observada por productores de otros países.

La planta, en realidad, representa una pequeña porción del total de hectáreas de kiwi del país (10.991 Ha), explica Erna Mónica Soto Alcoholado, agrónoma para la unidad de protección forestal del Ministerio de Agricultura.

“En la provincia tenemos 3.300 hectáreas, más o menos, y tenemos 49 hectáreas positivas. No es todo. Puedo decir que en la provincia de Curicó, la situación no es fatal, en lo absoluto. Los incidentes son mínimos”, señaló.

“En comparación con Italia y Nueva Zelanda, la situación actual es mucho mejor que en esos países. Ahí están mucho más afectados y han tenido que destruir completamente los huertos. En este momento, esa no es nuestra situación”.

El agrónomo Paulino Varas Lira comenta la importancia de mantener a los productores al tanto del tema en vez de generar alarmismo.
“Mantenemos la alerta en el sentido de que no vamos a bajar la guardia, y vamos a mantener las medidas preventivas. Tenemos tres casos aquí y está muy controlado, en contraste con Linares y Parral en las que tienen más de 40 casos positivos. Esa zona vive una situación más compleja. Curicó no se encuentra en una situación crítica, pero está en alerta”, dice.

Trabajando juntos
Erna Soto dice mantenerse optimista sobre el futuro del kiwi chileno y elogia el trabajo que se ha llevado a cabo entre los sectores público y privado, por la prevención y control de la bacteria.
“Es importante decir que hay un comité de kiwi trabajando en el sector privado. El Comité del kiwi chileno es muy activo y trabaja mano a mano con el SAG. Nos han ayudado mucho. También han estado promoviendo la conciencia entre los productores. Ellos están dando información. Ellos están en la misma página que nosotros “, asegura Soto.



Fotografía: Clientes y Comunicaciones SAG Maule
Fotografía: Clientes y Comunicaciones SAG Maule

“Si el SAG estuviera trabajando solo en esto, la lucha sería mucho más difícil, pero estamos trabajando juntos, haciendo un esfuerzo en comunidad con los actores públicos y privados. Ese es un punto positivo. Los actores que participan son conscientes y colaboran en las medidas que se impongan”.
Por el lado del SAG, la enfermedad ha sido declarada bajo control oficial, lo que incluye una serie de medidas legales para reducir al mínimo los casos nuevos.

“Cualquier planta detectada con Psa es eliminada. En este punto, todo se encuentra sano [en el huerto Santa Carmen], pero tal vez las plantas puedan ser destruidas después. Debido a eso, nuestras medidas son paliativos. Creo que estamos trabajando bien en eso. Los agricultores están conscientes de los riesgos. No vamos sacar ningún cultivo en en este momento “, dice Soto Alcoholado tras la visita huerto.

En respuesta a la detección
En el caso del huerto de Francisco Vidal Pastrian, el SAG llegó en una visita normal al predio, el cual dio una muestra de Psa-positivo.
Catrileo Gómez explica que aunque habían tomado las medidas sanitarias antes de la detección, están más conscientes y vigilantes que nunca.

“El SAG llegó a tomar muestras y de allí nos informaron que teníamos algunas vides infectadas. Nos dieron una charla y nos notificaron. Empezamos a tomar medidas como la desinfección de las manos y de todos los materiales que entran en el huerto “, dice Gómez Catrileo.

“Cuando nos informaron en noviembre, pusimos a una persona de planta ahí, que utiliza un set de desinfección. Si un carro entra en el campo, se pone agua con cloro en las ruedas. La otra cosa es que trabajamos con pocas personas, alrededor de 8. Si trabajáramos con 20 personas, sería más difícil “.
La cosecha anual de kiwis en el huerto Santa Carmen será en abril, un poco más tarde de las fechas habituales en Chile, en parte debido a su ubicación geográfica. A pesar de los problemas, Gómez Catrileo dice que el predio espera un año de producción normal.

Tras la vista al huerto, Gómez Catrileo se reunió con los funcionarios del SAG en su ofician, en donde los conmentarios apuntaron a que el control de la bacteria parecía ir bien.
Soto Alcoholado deja escapar una risita. Chile aún no está listo para su veredicto final.
“Bueno, vamos a ver dónde estamos en 10 años”.
Fotos: SAG Maule , Clientes y Comunicaciones

www.portalfruticola.com

Comentarios