Hongo como biofertilizante para cultivos agrícolas


Fotografía: Ceia3

Investigadores de la Universidad de Almería hacen el descubrimiento

El hongo que proviene de la cepa de la especie Trichoderma saturnisporum denominada Ca1606, demostró ser muy efectivo en el control y bioestimulación de los cultivos. Los investigadores y académicos del departamento de agronomía de la Universidad de Almería, Fernando Diánez y Mila Santos, comenzaron con la investigación hace 6 años, donde buscaban microorganismos que permitieran controlar biológicamente las enfermedades que afectan a los cultivos hortícolas.

Según lo reportado por el CEIA3, Mila Santos comentó que los resultados fueron buenos, que hicieron pruebas en tomates, pimientos, sandías y en el melón, y vieron que el microorganismo no sólo no afectaba a la planta, sino que además producía un incremento en la parte aérea de las mismas.

Además, las plantas soportaban mucho mejor el estrés en el invernadero.

“Es un hongo que aguanta muy bien las condiciones de salinidad y tiene una gran resistencia hacia fungicidas que se usan en la agricultura”, señaló Fernando Diánez, profesor titular de Producción Vegetal.

Actualmente la cepa del hongo está en un periodo de patentación para que pueda ser comercializada como un agente de control biológico en los cultivos.

“Hemos hecho dos años de ensayo en cultivos de melón y la producción se ha incrementado un 15%. Nuestro interés es que se pueda explotar comercialmente y que esta investigación aplicada pueda ser utilizada por los agricultores”, dijo Diánez.

La investigación además encontró la forma de conservar este hongo en condiciones de temperatura no siempre idóneas. Según lo reportado idearon una solución salina en la que el microorganismo aguanta con una presión osmótica muy alta, con lo que las esporas no germinan y siguen vivas.

“Desde hace dos años, cada dos meses sacamos el microorganismo y comprobamos que continúa vivo. De momento, podemos decir que tenemos la fórmula para que el hongo se mantenga vivo todo ese tiempo dentro de un bote. Es importante porque muchos de los productos de control biológico que están en el mercado cuando se analizan están muertos. Esto ocurre porque no se piensa que un almacén de un distribuidor de fitosanitarios no tiene el mismo control de temperatura que tiene un laboratorio y mucho menos un invernadero, donde las temperaturas en verano pueden ser elevadísimas”, destacó Diánez.

www.portalfruticola.com

Comentarios