Portainjertos serían la clave para la productividad en la uva de mesa



Industria chilena busca nuevos métodos para hacer más rentable el sector
Ayer se llevó a cabo el Seminario Internacional sobre portainjertos en la uva de mesa organizado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO). El evento reunió a más de 300 personas, en su mayoría productores del Valle del Aconcagua, donde se plantearon los desafíos que enfrenta el sector, entre ellos el estancamiento en los precios y el aumento de los costos de producción.


¿Cómo lograr una mayor rentabilidad en los predios de uva de mesa? Ese fue el eje central de discusión y la respuesta dada en el seminario fue clara: Portainjertos. Con expositores internacionales de California y Sudáfrica, e investigadores del INIA, los asistentes pudieron conocer la experiencia y resultados que han dado los portainjertos en predios que se han puesto a prueba.

Experiencia en el Valle
INIA realizó un estudio por tres temporadas en el Valle del Aconcagua probando portainjertos en la variedad Thompson Seedless. Uno de los principales y más influyentes factores que detectaron era la capacidad de aire de las plantas, ya que según los expertos, si la capacidad de aire estaba entre los rangos de un 15%, la productividad de las plantas aumentaba considerablemente, obteniendo más fruta y, según el comportamiento del portainjerto, mayor vigorosidad y calidad en la fruta.

Según Raúl Ferreyra, profesional de INIA La Cruz cuando los suelos están por sobre el 12% en su capacidad de aire, se han obtenido cajas de fruta más llenas. Este es un gran desafío para el Valle del Aconcagua, quienes aportan más de un 20% en las exportaciones totales de uva de mesa, ya que el 80% de los suelos están bajo ese rango.

El estudio concluyó que el Valle presenta dos problemas en los suelos, alta compactación y baja capacidad del aire. Una de las razones de por qué se produce esto es el exceso de agua, por lo tanto manejar estas variables son imprescindibles al momento de querer mejorar la productividad.

Los portainjertos que mejor se comportaron en el experimento fueron Richter y Freedom, que cuando estaban en condiciones por sobre el 15% en la capacidad de aire, mostraban un aumento en su productividad sustancial.  Un ejemplo es que, en un predio con plantas sin injertos, el promedio de producción es de 1.770 cajas por hectárea, mientras que en uno con portainjerto el promedio aumenta a 2.271. Richter es el que tuvo mayor productividad con un promedio de 2.900 cajas por hectárea.

Respecto a si se deben usar portainjertos o no Gabriel Marfán, Gerente Técnico de Subsole dijo que todo va a depender de la calidad de los suelos, ya que si son buenos y no tienen problemas de compactación o estrés por sobre riego, las diferencias no serían tan marcadas, pero si se habla de aumentar la productividad de la planta, los portainjertos serían sumamente beneficiosos ya que generan plantas más vigorosas.

Experiencias internacionales
Jennifer Hashim, consultora e investigadora del programa Andy Walker en California, expuso sobre la experiencia en las pruebas de portainjertos en EE.UU donde, si bien las condiciones de suelo y clima son parecidas a las de Chile, el desafío es encontrar la combinación perfecta de variedad y portainjerto que sea resistente a nematodes.
En su investigación Ramsey asomó como uno de los patrones que mejor se adecuaba a las condiciones de suelos (con alta salinidad) y resistencia a nematodes. Además comentó que hoy no sólo se busca contar con plantas resistentes, sino que también sean vigorosas, con un buen color y sabor.

Pieter Raath, investigador y académico de la Universidad de Stellenbosch en Sudáfrica, comentó que en su país hace años que se trabaja con portainjertos y que hoy el 80% de los predios con nuevas plantaciones están con portainjertos de Ramsey o Richter.

“Nosotros hemos simplificado las cosas ateniéndonos a dos patrones de portainjertos que nos han dado buenos resultados. Esto ha sido un trabajo largo y creo que Chile cuenta con la ventaja de conocer estas experiencias y tener la precaución de equivocarse menos. “

“Cuando he hablado con amigos en Chile ellos me dicen que su mayor problema es que tienen mucha fruta que se cae y nosotros no tenemos esos problemas gracias a los portainjertos, que hacen mucho más vigorosas a las plantas”.

El desafío es la rentabilidad
Para Gabriel Selles, Director del proyecto INIA La Platina, el desafío de la industria es tener números azules y esto sólo se logrará con una mayor productividad.

“La uva de mesa requiere de un determinado manejo y ese manejo requiere de gente que cada día es más escasa y cara, por lo tanto el desafío es aumentar la productividad porque siempre vas a requerir de la mano de obra y hay que costearla”.

Si bien los portainjertos son una buena técnica para aumentar la productividad, estos pueden hacer que la fruta se demore más tiempo en madurar. Para los expositores la conclusión es si se está dispuesto a correr el riesgo o no, pero recomiendan el uso de portainjertos ya que de seguro ayudará a mejorar la rentabilidad de los predios. Sin embargo, hay que tener en cuenta las condiciones del suelo, ya que no en todos se darán los resultados del experimento.


Opiniones de los asistentes
Gonzalo  Martel, Gerente de Producción Agrícola Montolín

“Estas instancias sirven para saber dónde estamos, qué estamos haciendo, cuáles son los desafíos y prepararnos de mejor forma para seguir trabajando a futuro. Nosotros exportamos 600 mil cajas de distintas variedades y nuestros desafíos son resolver problemáticas como la mano de obra, bajar los costos y enfrentar las exigencias del mercado, sobretodo en el tema fitosanitario”.

Michael Ramohr, Agrícola Los Alpes
“Nosotros tenemos el 60% de nuestras hectáreas con portainjertos y la experiencia ha sido diversa. Tenemos problemas con algunas variedades como en Thompson, que les ha costado terminar bien, pero con Red Globe, que comenzamos a plantar en el año 96 nos ha ido bastante bien, hemos logrado buenas producciones, no hemos tenido problemas por estrés de replante y se han mantenido en el tiempo”.

Comentarios