Sierra Exportadora promueve reconversión de cultivos de palto en zona andina para incrementar producción de palta Hass

El mito que solía escucharse hasta hace poco, “la palta Hass no prospera en la sierra”, está quedando en el olvido.  Hoy los productores de palto de la zona andina del país, atendiendo la propuesta técnica de Sierra Exportadora, se han dado a la tarea de reconvertir sus cultivos de palta Fuerte o palta Criolla a palta Hass.
“La palta Hass se vende para el mercado internacional, allá se puede vender más que en nuestro mercado local, por eso hemos empezado a cambiar cultivos en el campo, reemplazamos un cultivo por el otro, o a veces incluso sembramos en copones, como injertos, sembrando una especie sobre la otra”, dice Yuri Guevara, productor apurimeño que asistió al III Simposium Internacional de la Palta (SIPA 2012) junto con otros 20 agricultores de su zona. 
Estos productores fueron motivados a participar en el evento por Sierra Exportadora, en tanto precisamente en su región se va a ejecutar un  plan para sembrar 700 hectáreas de palta Hass en uno de los tramos de la Carretera Interocéanica.
“Así como a estos agricultores, Sierra Exportadora está planteando en otras zonas productivas de la región andina que la variedad de paltos con mejores posibilidades en el mercado es la palta Hass”, señala Guillermo Parodi, responsable del Programa Frutales de la agencia estatal que promueve los productos andinos.
En esto hay plena coincidencia con la opinión de expertos internacionales.   David Fausse, de Mission Produce EE.UU., una de las empresas especializadas en comercialización y traslado de palta a nivel global, quien participó en SIPA 2012 como expositor, señaló que  “la palta Hass peruana tiene mejor estado de madurez (vida post cosecha más larga), está apta para el consumo las 22 semanas del año, a diferencia de la palta Fuerte, por eso puede llegar a diferentes mercados”.
Al tener más durabilidad, agregó Fausse, puede rendir más por hectárea, por lo tanto la ganancia del agricultor será más alta.  Y ésta es la razón para querer extender su cultivo en los andes peruanos, que hasta el momento dedican el 10% de los cultivos de palto a la especie Hass, en tanto la palta Fuerte mantiene el 90%. 
Palta con valor agregado
Además de la reconversión de cultivos, Sierra Exportadora promueve también el valor agregado de la palta.  Un ejemplo de ello pudo verse y degustarse en su stand en el SIPA 2012, donde se presentaron cajas de guacamole “Salsa brava” (palta triturada, cebolla, tomate y pimiento verde aderezado con sal, aceite y zumo de limón) con y sin rocoto; y botellas de aceite de palta “Valle del Sur”, cuyos beneficios son comparables a los del aceite de oliva. 
En el Perú hay 18,000 hectáreas sembradas de palta, 12,000 en la costa y  6,000 en la sierra. En tanto hay una tendencia creciente de reconversión de cultivos, podría afirmarse que la palta Hass no solo prospera en la sierra, también hace prosperar a los productores andinos.

Comentarios