Tecnología de túneles podría ayudar al cultivo de arándanos en EE.UU

Investigación se desarrolló en el estado de Florida

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Florida (UFL) en EE.UU demostró que el uso de túneles altos podría proteger a las plantas de arándano del frío y estimular una maduración más temprana de la fruta en Florida.  

Bielinski Santos, profesor asociado del Instituto de Ciencias Agrícolas y de Alimentación de la UFL indicó que, si bien la inversión inicial puede alcanzar entre los US$18,000 a US$25,000 por acre más la mano de obra, estas estructuras permiten obtener una fruta de mejor calidad, cosechas más grandes y más tempranas, así como mejores precios para los productores.

La institución detalló que los investigadores siguieron la evolución de dos periodos de crecimiento de la fruta en una huerta de arándanos comerciales en el condado de Alachua. Los resultados revelaron que la temperatura fuera de los túneles cayó hasta acercarse al punto de congelación en 61 oportunidades, mientras que en el interior de los túneles – no calefaccionados – la temperatura cayó a ese nivel sólo tres veces.

Santos explicó que los túneles altos podrían aumentar la temperatura del aire y del suelo, y proteger a las plantas del viento y del daño de la lluvia, lo que permitiría una mejor floración y más fruta.

Las plantas cultivadas en los túneles produjeron 4,5 toneladas de fruta madura por acre para fines de marzo.

“Normalmente los productores de Florida comienzan a cosechas a principios de abril”, dijo Santos. “Mientras más fruta logres cosechar a inicios de la temporada, más dinero obtendrás”, agregó.

Estos túneles también les permiten a los agricultores ahorrar dinero, ya que se minimiza la necesidad de aplicar cualquier otra estrategia contra las bajas temperaturas. En el estudio las plantas cultivadas dentro de los túneles necesitaron una décima parte del agua para protegerse de las heladas en comparación a las plantas cultivadas en el exterior.

En la investigación se utilizaron las variedades Snow Chaser y Springhigh, ambas desarrolladas por la Universidad de Florida. La primera demostró ser más apropiada para ser cultivada en estas estructuras, informó la UFL.

Si bien esta tecnología es popular en otras partes del mundo, Santos indicó que esta está recién empezando a conocerse en EE.UU.

El estudio fue publicado en la reciente edición de HortTechnology.

Comentarios