Investigadores trabajan en un sistema de defensa para proteger plantas de frutilla

Bioproducto serviría como inductor de la defensa de las plantas
strawberry_62221615Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) está desarrollando en el Instituto Superior de Investigaciones Biológicas (Insibio; Conicet-UNT) e Instituto de Química Biológica un sistema de defensa para proteger al cultivo de las frutillas
De acuerdo a lo reportado por la UNT, el proyecto – bajo el nombre de “Patógenos inducidos por una respuesta de la planta elagitanino” – puede tratarse de un bioproducto que, aplicado al cultivo de la fruta o de otros frutos, serviría como inductor de la defensa de las plantas.
“Este trabajo consta de un estudio que se ha realizado a partir de un cultivo de frutillas, de donde se ha podido aislar y caracterizar un metabolito secundario que, aplicado en forma exógena al cultivo de las plantas, puede desencadenar un sistema de defensa para poder protegerla de infecciones y posteriores enfermedades producidas por hongos o bacterias”, explicó Alicia Mamaní, profesora de la Faculta de Agricultura y Zootecnia.
En declaraciones recopiladas por la Casa de Estudios, Mamaní detalló que hasta el momento han logrado identificar la naturaleza química de este metabolito secundario.
“Se trata de un tanino del grupo de los taninos hidroelisables, es decir, una molécula con un peso de 936 dalton (la más pequeña unidad de masa usada para expresa masas atómicas y masas moleculares)”.
En la investigación también participan Atili Castagnaro, co-director del trabajo; Carlos Froilán Grelley Bournonville, becario posdoctoral del Conicet; Juan Carlos Días Ricci, director del trabajo; Paula Filippone, investigadora del Conicet; y Bjorn Welin, investigador Asociado del EEAOC.
Acerca de la detección del mecanismo de defensa, Mamaní indicó que: “hemos podido comprobar una manera fenotípica donde simplemente se visualiza que la planta no se enferma cuando está desafiada por el patógeno y de una manera bioquímica con marcadores bioquímicos y genéticos donde se ha podido ver que este compuesto desencadena en la planta un cierre de estomas, acumulación de calosa, inducción de la acumulación de ácido salicílico y la inducción de genes que son indicativos de la defensa”.
Por su parte Atili Castagnaro señaló que continúan trabajando para poder desarrollar metodologías que permitan un manejo sustentable de las enfermedades de los cultivos importantes, como es el caso de la soja, caña de azúcar, y el limón.
“Las plantas están afectadas por microorganismos que pueden ser bacterias, hongos o virus pero cada uno de esos sistemas productivos o agrosistemas tienen su propia patología”, dijo.
La investigación se encuentra publicada en la revista Molecular Plant-Microbe Interactions.

Comentarios