La promoción del comercio justo se expande a nuevos y grandes mercados

Este fin de semana se celebró el Día Mundial del Comercio Justo

404713_10151027922065870_1204860692_n-300x251Con el lanzamiento de un nuevo sitio web y el slogan “Taste Me Do Good”, la compañía Interrupcion celebró el Día Mundial del Comercio Justo este sábado, lista y dispuesta para promover una imagen fresca. Rafael Goldberg, CEO de Interrupcion conversó con www.portalfruticola.com sobre la expansión de productos y los nuevos programas regionales. 

“El sitio web promueve una nueva imagen para Interrupcion con ‘Taste Me Do Good’ y el impacto positivo del comercio justo y la agricultura orgánica”, dijo Goldberg.

“Utilizamos el Día Mundial del Comercio Justo como una oportunidad para educar a los consumidores acerca de nuestro mensaje, que incluye pero no se limita al comercio justo”.

Goldberg destacó el programa de banano de la organización, al cual catalogó como un ejemplo del potencial del producto. Detalló que en el caso de su empresa, la categoría ha crecido en más de un 150% este año en volumen importado de comercio justo y orgánico.

“Lo interesante es que la banana es un artículo tan fundamental en el comercio minorista (…) Es una opción que, a pesar que ha estado disponible, no ha llegado a muchos mercados importantes. Los consumidores no han tenido acceso a este producto. Hemos estado impulsando agresivamente la comercialización”, dijo.

Goldberg catalogó la colaboración con los minoristas como una de las principales causas del aumento del interés de los consumidores. Dijo que algunas tiendas que han escogido a las bananas han tenido algunas de sus mejores ventas de todos los tiempos.

“Cuando hemos sido capaces de educar con éxito y lograr programas ganadores con los minoristas, su demanda aumenta en gran medida. Con el éxito de un artículo viene la demanda por más productos de comercio justo”, indicó.

“Desde nuestro punto de vista hay una gran cantidad de demanda por parte de los consumidores que no se está cumpliendo y hay una demanda latente que todavía no ha mostrado su cara, porque una gran cantidad de la oferta no ha sido puesta a disposición”.

Interrupcion concentra su trabajo en la mejora de las operaciones agrícolas en América Latina. La organización tiene sus raíces en Argentina, la cual actualmente abastece con manzanas y peras orgánicas y de comercio justo a los mercados de Estados Unidos y Canadá.

Recientemente los productores estadounidenses han ganado el interés de la empresa. Goldberg señaló que los esfuerzos ahora se están ampliando al comercio justo local, con la expansión en la industria de la frutilla de California.

“El proyecto se centra en dar capacitación a productores pequeños y locales, muchos de los cuales eran ex trabajadores agrícolas y trabajadores latinos. Queremos darles la habilidad de producir sus propios cultivos, darles el acceso a capital y capacidad de construcción y por lo tanto, el acceso al mercado”, dijo.

“De esa forma es similar a lo que sucede con nuestro trabajo con los productores de América Latina, que a menudo requieren del mismo tipo de cosas”.

Goldberg explicó que actualmente no existe una certificación de comercio justo establecida para los productores de EE.UU. En consecuencia, como una organización que no ofrece su propio sello de comercio justo, Interrupcion se centrará en la mejora de las mejores prácticas en el estado California, con un enfoque inicial en la producción orgánica.

“Hemos identificado una organización comunitaria que estaba trabajando muy fuertemente con los productores marginados. Parece ser una gran oportunidad”, dijo.

“Reconociendo que una organización en EE.UU. estaba haciendo un trabajo tan extraordinario, hemos querido ampliar el papel que ofrece la compañía tanto para los productos de comercio justo internacionales y los productores locales que comparten los mismos valores”.
Goldberg describió el mensaje global de la empresa como un esfuerzo que cruza la región para promover la equidad desde la semilla hasta el estante.

“La filosofía que la que nos basamos es que es bueno tratar a todos los miembros de la cadena de suministro de una manera digna. Y a medida que los consumidores tienen una mayor preocupación e interés, el mensaje está resonando. No se trata sólo de comercio justo. Es orgánico. Es local. Es la trazabilidad y seguridad, saber de dónde provienen tus alimentos”, dijo.

Comentarios