Agricultura orgánica crece, pero necesita más controles


Marlén Bernal Muñoz

El banano es una de las frutas con más certificaciones orgánicas. Ecuador también exporta con certificaciones cacao, café, brócoli, quinua, entre otros productos.

Aunque no hay un registro consolidado de las exportaciones de productos agrícolas orgánicos en el país, Peter Grosch, director de la certificadora BCS en Alemania, en su paso por Ecuador, explicó que estas van creciendo a un ritmo acelerado, pero hizo algunas recomendaciones para no perder el prestigio que se ha logrado.

“Ecuador siempre ha tenido una posición muy fuerte, sobre todo en banano, pero hemos visto que se presentaron problemas de transparencia por parte de algunos productores y de ciertas certificadoras, lo que nos hizo separarnos de algunos agricultores, ya que al hacer un análisis de laboratorio notamos que ellos usaban productos no permitidos, y que hay certificadores que lo están aceptando. Esto pone en riesgo a Ecuador, ya que algunos países pueden rechazar la fruta ecuatoriana, perjudicando a muchos productores serios”, advirtió el empresario.

Para el directivo, lo más importante es que el Gobierno controle las certificadoras y haga auditorías. Además que se dé constante capacitación porque el proceso de cambio de lo tradicional a lo orgánico no es fácil y los agricultores necesitan una guía para contrarrestar los problemas que se van presentando y no caer de nuevo en la producción convencional.

Una de las sugerencias de este certificador es que Ecuador cree una marca país, con sello para los orgánicos y que empiece a ser reconocido.

BCS ha cancelado en el país de 15 a 20 proyectos bananeros por no cumplir con todas las normas.

Jorge Encalada, bananero de El Oro, expresó que hace 20 años se inició en el mercado de los orgánicos por respeto a la naturaleza. Fue un inicio muy difícil, recuerda, ya que ni los trabajadores le creían y estaba perdiendo todo. Pero hace 10 años logró la certificación y desde entonces su mercado se consolidó.

Creo que cada uno de los productores orgánicos tenemos la responsabilidad de trabajar honestamente, es un problema de conciencia y esto es una garantía, “nuestra responsabilidad nos permitió ingresar al mercado de Japón con banano orgánico, uno de los más exigentes” acotó.

OTRAS EXPERIENCIAS

Eduardo Eras, director comercial de la Federación Regional de Pequeños Cafetaleros del Sur (Fapecafés), dijo que ellos tienen en la actualidad 1.686 hectáreas de café orgánico y exportaron el año pasado 14.000 quintales para Estados Unidos y Europa.

Esto ha ayudado en un 90% a mejorar la situación económica de los pequeños productores, que lograron unirse para salirse de la intermediación, dijo.

Los pequeños productores entran en el mercado en el 2003, cuando empezaron a certificar todas las fincas, lo que los ha llevado a tener varios premios con las certificadoras.

Para este líder, entrar en el mundo de los orgánicos no es fácil, es un proceso de dos años de cambio para salir del convencional, lo importante es cumplir con todos los requisitos, y no perder el estatus conseguido, aunque han visto que algunos intermediarios son los que no manejan honestamente el negocio.

Para Juan Pérez, presidente ejecutivo de las Escuelas Radiofónicas Populares de Riobamba, que reúne a 100 comunidades de productores de quinua, amaranto y hortalizas, explicó que iniciaron sus actividades en 1990, y ven cómo ha crecido la demanda de orgánicos no solo en el exterior sino en el país.

“En la actualidad el gremio exporta en promedio 600 toneladas de quinua al año, dejando 200 toneladas para consumo interno de las comunidades. Estamos exportando a EE.UU. y Europa, la posicionamos como una quinua especial”, sostuvo.


Necesidades
Los agricultores solicitan más apoyo del Gobierno para la producción de orgánicos.

Requieren asistencia técnica constante para dar soluciones a problemas fitosanitarios y que se los incluya en los programas de promoción y exportaciones y una campaña para consumo interno.

Logros

Con apoyo internacional, los pequeños productores han logrado mejorar su nivel de vida.Han logrado premios con las certificaciones y el comercio justo.

Aprendieron a ser negociantes y a unirse para llegar independientemente a los mercados internacionales.

Mercados

Estados Unidos es un importante exportador e importador de productos agrícolas, la superficie certificada ha aumentado más del 44%. Europa es otro de los mercados importantes para Ecuador a pesar de sus exigencias


El banano es una de las frutas con más certificaciones orgánicas. Ecuador también exporta con certificaciones cacao, café, brócoli, quinua, entre otros productos.
Aunque no hay un registro consolidado de las exportaciones de productos agrícolas orgánicos en el país, Peter Grosch, director de la certificadora BCS en Alemania, en su paso por Ecuador, explicó que estas van creciendo a un ritmo acelerado, pero hizo algunas recomendaciones para no perder el prestigio que se ha logrado.

“Ecuador siempre ha tenido una posición muy fuerte, sobre todo en banano, pero hemos visto que se presentaron problemas de transparencia por parte de algunos productores y de ciertas certificadoras, lo que nos hizo separarnos de algunos agricultores, ya que al hacer un análisis de laboratorio notamos que ellos usaban productos no permitidos, y que hay certificadores que lo están aceptando. Esto pone en riesgo a Ecuador, ya que algunos países pueden rechazar la fruta ecuatoriana, perjudicando a muchos productores serios”, advirtió el empresario.

Comentarios