España: Agricultores piden “medidas excepcionales” ante “situación excepcional”

Piden medidas fiscales y sociales

En aproximadamente 100 millones de euros cifran los agricultores españoles los daños en el agro, específicamente en la zona productora de Sevilla. Enfatizan que “las heladas y la sequía, y la combinación de ambas, han provocado graves daños en el campo sevillano, que ya viene sufriendo una fuerte pérdida de renta por el hundimiento del precio en origen de los productos agrarios”.

De acuerdo a la organización, 2011 finalizó con el mes de diciembre como el más seco de los últimos 15 años. A la sequía siguió la intensa ola de frío que ha afectado desde hace algunas semanas al continente europeo.

La organización de agricultores Asaja-Sevilla detalló que “a los bajos precios en campo se une ahora el sobre coste en la alimentación del ganado, provocado por la sequía, los daños en los cereales por la falta de lluvias, y las severas pérdidas sufridas por los productores de cítricos y de frutas y hortalizas como consecuencia de las últimas heladas”.

Por ello, es que Asaja-Sevilla solicita la aplicación de “medidas excepcionales” con el objetivo de paliar las pérdidas que están sufriendo agricultores y ganaderos. Entre algunas de ellas destaca la adopción de medidas fiscales y de seguridad social como la exención del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y ayuda para financiar la reposición y replantación de arboleda dañada.

Añaden que es fundamental que “en un momento de tan graves daños y tan generalizados, los seguros agrarios demuestren su capacidad de constituir un paraguas y una alternativa real para el agricultor, es en estas situaciones en las que el seguro agrario y los responsables de su gestión demuestran su credibilidad”.

Daños en frutales

Los daños en frutales en la provincia de Sevilla se han evaluado en más de 78 millones de euros. Éstos daños se han registrado fundamentalmente en cítricos y carozos.

Alrededor del 70% de la producción citrícola que aún queda por cosechar ha resultado dañada por las heladas, lo cual es equivalente a pérdidas por más de 38 millones de euros, asevera Asaja-Sevilla a través de un comunicado de prensa.

En el caso de los carozos (principalmente durazno, nectarines y ciruelas) las bajas temperaturas en la noche han afectado la floración: “Los daños han sido muy importantes especialmente en las variedades más tempranas, habiendo incidido tanto en las flores abiertas como en estados avanzados de botones florales”. Se estima que hasta el momento los daños alcanzan cerca del 30% de la producción total. Al respecto, la organización detalla que “si bien al haberse producido el daño principal en las variedades más precoces las pérdidas superarán los 40 millones de euros”.


www.portalfruticola.com

Comentarios