Argentina: Habrá un menor volumen de limón a causa de la sequía


Por ahora, la situación no es alarmante.
“La duda no es si el limón resultó afectado por la sequía, porque sabemos que sí lo fue. Lo que no sabemos aún es la magnitud de los daños y las pérdidas que este fenómeno provocará en la actividad”. El diagnóstico fue realizado ante LA GACETA por el presidente de la Asociación Tucumana del Citrus (ATC), Roberto Sánchez Loria.
La escasez de lluvias que viene afectando a todos los cultivos del país tuvo su correlato en nuestra provincia.
Se preanuncian pérdidas productivas y económicas en cultivos como la caña de azúcar y la soja, y también en la citricultura.
“Sabemos que hay afectación, pero sólo en marzo tendremos mayor certeza de lo que podemos esperar de la sequía,cuando concluyan los análisis que estamos llevando a cabo en las quintas. Pero los comentarios en las reuniones que venimos manteniendo en la ATC coinciden en que hay menos fruta que el año pasado”, sintetizó Sánchez Loria. Dejó en claro,sin embargo, que a priori la situación del limón no parece alarmante, como en el caso de la soja, cultivo cuya cosecha se estima que se reducirá a la mitad como consecuencia de las pérdidas por la seca. “Hay preocupación, pero la verdad es que no sabemos todavía como nos puede afectar la sequía”, insistió el titular de la ATC.
En la actividad citrícola suele suceder que una caída de la producción se compensa con mejores precios de la fruta, ya que Tucumán, por ser uno de los principales productores de limón del mundo,incide en los valores globales de la fruta. “Tal vez en esta ocasión no se dé la compensación con los precios, porque hemos notado un ambiente algo ’tibio’ en Europa -principal destino de las exportaciones de limón tucumano en fresco-,por la crisis que afecta a ese continente”, acotó Sánchez Loria. Remarcó, no obstante, que el negocio de la exportación de limones “no se detendrá a causa de la crisis europea”, ya que este tipo de comercio se encuentra debidamente estructurado.
“Lo que está claro es que no se afectará la calidad de los cítricos de exportación. Uno de los efectos de la sequía es un menor tamaño de la fruta, pero toda esa producción se destinará al
procesamiento industrial”, precisó.
El presidente de la ATC también se refirió a las gestiones que lleva adelante el Gobierno nacional para lograr la reapertura del mercado de Estados Unidos al limón tucumano, cerrado a fines de
2001, luego de dos temporadas de exportación hacia ese país, como consecuencia de una presentación judicial de citricultores de California. Tras años de trabajo en conjunto, y cuando se creía que la aprobación del nuevo protocolo estaba cerca, en febrero del año pasado el Aphis difundió nuevas exigencias para posibilitar el ingreso del limón tucumano a ese país, entre las que se destacan monitoreos de todas las plantas que muestren síntomas de CVC (Clorosis
Variegada de los Citrus. Sin embargo, productores y autoridades del Senasa coincidieron en que no hay registro alguno de esa enfermedad en Tucumán.
Justamente, en la última semana, los ministros de Agricultura, Norberto Yauhar; de Economía, Hernán Lorenzino, y de Industria, Débora Giorgi, reforzaron el planteo ante la embajadora de Estados Unidos, Vilma Martínez.
“Lo importante es que hemos logrado instalar el tema del reingreso del limón a Estados Unidos en la agenda del Gobierno. La propia presidenta (Cristina Fernández) instruyó a la Cancillería y al Ministerio de Agricultura para que dieran prioridad a las cuestiones de la carne y el limón en el trato con Estados Unidos”, resaltó Sánchez Loria. El dirigente empresario comentó se está finalizando la etapa de trabajo para demostrar que el limón no es hospedero de CVC, y que esta
enfermedad no es transmisible por semillas. “Luego, vendrá la etapa política”, concluyó Sánchez Loria.
Fuente: La Gaceta

Comentarios