Investigan cómo se recuperan las plantas tras un período de sequía

Para ser aplicado a plantas de cultivo

El Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA) está llevando a cabo una investigación para determinar que factores y propiedades intervienen en el proceso de recuperación de la fotosíntesis en una planta, tras un período de estrés hídrico.

Para ello, está estudiando un grupo de plantas que tienen la “propiedad de que sus hojas reverdecen cuando vuelve a haber agua, cosa que no ocurre en la mayoría de las plantas”.

En el IRNASA explican que esta línea de trabajo permitirá “comprender cómo mejorar la adaptación a la sequía de las plantas de cultivo”. El objetivo es conocer qué factores y propiedades tienen que trasladarse a las plantas de interés agrícola para que sean “más competentes a la hora de crecer en un clima con menos agua”.

El investigador del IRNASA Rafael Martínez-Carrasco, explica que “en esas plantas hemos investigado cómo vuelve a restablecerse la capacidad de asimilar CO2 y de hacer las tareas fotoquímicas de captura de la luz y transporte de electrones típico de las plantas (…) Cuando se secan, se destruye la clorofila y se desmantela el aparato fotosintético, pero todo eso se tiene que reconstruir después”.

Especifica que el “gran hallazgo” es la enzima RuBisCO (nombre abreviado de ribulosa-1,5-bisfosfato carboxilasa oxigenasa), encargada de lograr dicha reactivación.

“Esta proteína en las plantas tolerantes a la desecación se encuentra en una situación especial. En lugar de ser una enzima libre en el cloroplasto, se agrupa en grandes agregados que probablemente le confieren una protección frente al estrés en la desecación, de manera que, mientras la clorofila se destruye, esta proteína se conserva íntegra en casi su totalidad”, especifica Martínez-Carrasco.

www.portalfruticola.com

Comentarios